“Mi corazón, este corazón, única cosa que me enorgullece, única fuente de fuerza, de felicidad y de infortunio. ¡Ah! Lo que yo sé cualquiera lo puede saber; pero mi corazón sólo lo tengo yo.”

(Las cuitas del joven Werther, de Johann Wolfgang von Goethe)

 

 

 

 

 

 

 © Luciano Muriel Alonso, 2019